Solapas principales

Entrevista a la señora Julia Rodríguez Mata realizada en su oficina de la calle garcía de Paredes No. 38 7o por Elena Aub


  • Sobre el recurso

    Título(s)
    Título
    Entrevista a la señora Julia Rodríguez Mata realizada en su oficina de la calle garcía de Paredes No. 38 7o por Elena Aub
    Proyecto de historia oral. Refugiados españoles en México

    Contenido
    Sus datos biográficos. Asiste al Instituto Escuela de Madrid. Proviene de una familia republicana. Su participación en la fue. El teatro universitario de La Barraca. La personalidad de Federico García Lorca. Las veladas literarias y musicales en la Residencia de Estudiantes. La Generación del Noventa y Ocho. La proclamación de la Segunda República. Periódicos y revistas que leía. La sublevación de Franco. Sale a la URSS en un barco soviético. Permanece temporalmente en Odessa. Su impresión de la Unión Soviética. Sus actividades en los campamentos de refugiados. Consigue trabajo en una editorial estatal rusa. Contrae matrimonio. Las condiciones de la vivienda. Se traslada a Uzbekistán. Las penalidades de la vida cotidiana. Vive con campesinos rusos. El estalinismo imperante. El Pacto Germano-Soviético. Nace su primer hijo. Se siente desilusionada de la URSS. Estudia francés en facultades soviéticas. Recibe ayuda para viajar a México. Su estancia en el Distrito Federal. Sostiene poca amistad con mexicanos, se desenvuelve en el círculo de los españoles. Regresa a España porque sus hijos se van yendo. No se adapta bien al carácter de los españoles y siente nostalgia por México. Su vida cotidiana en España. La política española. Se siente transterrada, pero no volvería a México.

    Fragmento
    EA.- Si ¿En qué año dejas España? Es decir, ¿hasta qué año estás tú en la guerra de España? JR.- Pues salí de España en abril de mil novecientos treinta y siete. EA.- ¿a dónde? JA.- Directamente, por barco, por el Mediterráneo, a Odesa directamente. EA.- ¿En qué barco fuiste? JA.- En un barco soviético. EA.- ¿Y qué tal el barco era? JA.- Pues, era un barco modesto, ¿verdad?, pero en fin… EA.- ¿Ibas con muchos niños? JA.- No. Iba con… solamente hijos de aviadores; un grupo pequeño, pues eran catorce. Más la madre de cinco de ellos, que se había quedado viuda en la guerra y cuyos hijos están ahora parte aquí y parte allá, ¿verdad?, Ella se volvió, muchísimo antes que yo y… fue a México primero y luego se vino a España. EA.- ¿Y cuando llegaste? JA.- Pues llegamos a Odesa y en Odesa tomamos un tren que nos llevó a Moscú; y en Moscú, pues… primero nos llevaron a una casa de reposo cercana a Moscú -a pasar unos días mientras arreglaban las cosas para alojar a los niños- y después nos mandaron a la Casa Internacional, que estaba al norte de Moscú, en Ivanovo, y allí permanecimos con los niños todo el verano, la otra señora y yo. Esos niños, durante el día estaban en las clases que les correspondía, por su edad y nosotros los atendíamos cuando no estaban en las clases y muchas horas que también estaban en las clases, porque ninguno sabía ruso; ahí el idioma general era el ruso, pero había niños de todas partes del mundo y entonces, pues, ninguna sabíamos ruso; claro, yo, cuando llegué, sabía leer en ruso y me entendía en francés con una de las profesoras del internado, ¿no? Sabía bien francés y cuando tenía dudas las apuntaba y por la noche, cuando ella acababa sus trabajos, pues, le preguntaba: "¿Esto qué es?" y tal… Y entonces me decía. Yo aprendí muy rápidamente en los primeros meses de estar allí, por la necesidad; entonces, hablaba muy mal porque el ruso es muy difícil y sobre todo las declinaciones es algo tremendo, ¿no?, y entonces… pero yo lo decía, lo que necesitaba lo decía, ¿verdad?, sin poner los casos debidos ni nada de eso pero me hacía entender, Y al terminar el verano, los niños se distribuyeron en otras escuelas; es decir, se les sacó de esa Escuela Internacional y se los llevaron a otra que se llamaba Pravda cerca de Moscú, y yo me quedé en Moscú, en una casa… Antes se creó, entonces, con niños evacuados de España, que eran la mayoría de Levante, entonces; la primera casa que se creó en Moscú, que estaba patrocinada por el Ministerio de la Guerra y por lo tanto mucho mejor que las que fueron después, pues, era… estaba en un digamos, chalet muy grande, de una buena calle de Moscú y muy bien arreglada, amueblada y ahí fueron los primeros niños evacuados de Levante y allí estuve yo de maestra. Bueno, ellos iban a una escuela, rusa, pero las maestras de… por ejemplo, yo que les daba clase de español, pues en español la daba. Yo tenía clases con rusas también. EA.- ¿Y cómo era la Unión Soviética en aquella época? JA.- Bueno, yo, mi impresión primera fue la del internado aquel, ¿no? y, pues, chocante para mí; todo fue tan nuevo, ¿verdad?, que me chocaba. EA.- ¿Te chocaba molestándote? JA,- No, entonces no, yo todavía tenía ese entusiasmo, ¿no?, Y luego, cuando íbamos a la ciudad -porque esta escuela estaba un poco alejada de la ciudad-, pues era una ciudad muy provinciana, terriblemente provinciana, ¿verdad? Qué si yo, como una provincia, digamos atrasada, de España, ¿verdad? esa impresión, gente muy de pueblo; luego, veíamos entierros y llevaban el féretro descubierto, se veía al muerto, por las calles; todo eso pues nos sorprendía mucho. Y, en la escuela, pues hice amistad con gente de ahí, con una búlgara; era muy buena persona y nos ayudó mucho, porque pues nos veía que estábamos… indefensas no, porque estábamos protegidas por toda la casa, ¿verdad?, pero en el sentido del idioma, sabíamos muy poco, nadie hablaba español más que nosotros; entonces hice bastante amistad con una búlgara muy simpática que estaba allí. Todos los niños que residían ahí en esa escuela, en ese internado, eran hijos de revolucionarios, ¿verdad?, y había, pues de todas partes, desde japoneses, chinos, de Europa, de todos los países de Europa; entonces, el idioma común para todos era el ruso, todos los niños hablaban ruso. Y los niños nuestros, pues, aprendieron, pero poco todavía, porque estaban mucho con nosotros; pero después ya se les mandó a una escuela de niños españoles. Ya habían llegado, al final del verano, ya habían llegado bastantes evacuaciones de niños de España, de los que te digo de la… de la calle de Basé Beosca, que es adonde yo trabajaba; eran de Levante, pero luego había muchos niños asturianos y vascos y entonces los niños éstos que fueron con nosotros los mandaron a una escuela donde fundamentalmente eran asturianos y vascos, cerca de Moscú, y ahí pues también había maestras españolas evacuadas también; pero fundamentalmente era gente rusa. Entonces los niños aprendieron bastante bien ruso; bueno, los más chicos, los más chicos como era mi sobrina, ésos los mandaron a un sitio de los niños pequeños donde había ningún español. Entonces mi sobrina olvidó el español, ¿verdad?, y luego cuando tuvo edad escolar, que la mandaron a distintos sitios cerca de Moscú, pues tuvo que recuperar el español porque se le había olvidado, Pero eso ya fue cuando entró a la escuela, que se entra a los siete años.  

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Guerra civil española
    Historia oral
    Refugiados políticos
    Geográfica
    España
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Madrid, España
    Fecha de creación
    1979
    1981

    Personas
    / Instituciones
    Julia Rodríguez Mata: Entrevistado
    Elena Aub: Entrevistador
    Dolores Pla Brugat: Director de proyecto
    María Esther Jasso: Conservador de obras
    Marcela Cobos: Conservador de obras
    Instituto Nacional de Antropología e Historia: Conservador de obras
    Ministerio de Cultura de España: Conservador de obras

    Tipo de recurso
    Mixed material
    Entrevista

    Descripción física
    Extensión
    152 pp.

    Ubicación
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License

    Sobre el registro

    Identificadores
    MID
    47_20190819-165741:100
    Inventario
    PHO_10-ESP-7

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformatted digital
    Formato del recurso digital
    Mp3/PDF
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra

    Objetos relacionados
  • Imagen mediana (JPG) 171.14 KiB
    Ver

    Descargar
    Imagen miniatura (JPG) 171.14 KiB
    Ver

    Descargar
    PDF (PDF) 3.38 MiB
    Ver

    Descargar
    TIFF (TIF) 2.02 MiB
    Ver

    Descargar
    AUDIO2 (WAV) 61.47 MiB
    Ver

    Descargar
      Dublin Core (DC)
      Metadata Object Description Schema (MODS)
      MAchine-Readable Cataloging (MARC)

    Permisos de uso

    Estas imágenes y archivos se pueden consultar, guardar y distribuir sin fines comerciales, siempre que se especifique que pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México así como los correspondientes derechos de autor y el hipervinculo completo dentro de la Mediateca INAH.

    Para solicitar el uso de fotografías u otros archivos contenidos en este repositorio consulte las instrucciones aqui

  • Vista Impresión



    Título(s)
    Título
    Entrevista a la señora Julia Rodríguez Mata realizada en su oficina de la calle garcía de Paredes No. 38 7o por Elena Aub
    Proyecto de historia oral. Refugiados españoles en México

    Contenido
    Sus datos biográficos. Asiste al Instituto Escuela de Madrid. Proviene de una familia republicana. Su participación en la fue. El teatro universitario de La Barraca. La personalidad de Federico García Lorca. Las veladas literarias y musicales en la Residencia de Estudiantes. La Generación del Noventa y Ocho. La proclamación de la Segunda República. Periódicos y revistas que leía. La sublevación de Franco. Sale a la URSS en un barco soviético. Permanece temporalmente en Odessa. Su impresión de la Unión Soviética. Sus actividades en los campamentos de refugiados. Consigue trabajo en una editorial estatal rusa. Contrae matrimonio. Las condiciones de la vivienda. Se traslada a Uzbekistán. Las penalidades de la vida cotidiana. Vive con campesinos rusos. El estalinismo imperante. El Pacto Germano-Soviético. Nace su primer hijo. Se siente desilusionada de la URSS. Estudia francés en facultades soviéticas. Recibe ayuda para viajar a México. Su estancia en el Distrito Federal. Sostiene poca amistad con mexicanos, se desenvuelve en el círculo de los españoles. Regresa a España porque sus hijos se van yendo. No se adapta bien al carácter de los españoles y siente nostalgia por México. Su vida cotidiana en España. La política española. Se siente transterrada, pero no volvería a México.

    Fragmento
    EA.- Si ¿En qué año dejas España? Es decir, ¿hasta qué año estás tú en la guerra de España? JR.- Pues salí de España en abril de mil novecientos treinta y siete. EA.- ¿a dónde? JA.- Directamente, por barco, por el Mediterráneo, a Odesa directamente. EA.- ¿En qué barco fuiste? JA.- En un barco soviético. EA.- ¿Y qué tal el barco era? JA.- Pues, era un barco modesto, ¿verdad?, pero en fin… EA.- ¿Ibas con muchos niños? JA.- No. Iba con… solamente hijos de aviadores; un grupo pequeño, pues eran catorce. Más la madre de cinco de ellos, que se había quedado viuda en la guerra y cuyos hijos están ahora parte aquí y parte allá, ¿verdad?, Ella se volvió, muchísimo antes que yo y… fue a México primero y luego se vino a España. EA.- ¿Y cuando llegaste? JA.- Pues llegamos a Odesa y en Odesa tomamos un tren que nos llevó a Moscú; y en Moscú, pues… primero nos llevaron a una casa de reposo cercana a Moscú -a pasar unos días mientras arreglaban las cosas para alojar a los niños- y después nos mandaron a la Casa Internacional, que estaba al norte de Moscú, en Ivanovo, y allí permanecimos con los niños todo el verano, la otra señora y yo. Esos niños, durante el día estaban en las clases que les correspondía, por su edad y nosotros los atendíamos cuando no estaban en las clases y muchas horas que también estaban en las clases, porque ninguno sabía ruso; ahí el idioma general era el ruso, pero había niños de todas partes del mundo y entonces, pues, ninguna sabíamos ruso; claro, yo, cuando llegué, sabía leer en ruso y me entendía en francés con una de las profesoras del internado, ¿no? Sabía bien francés y cuando tenía dudas las apuntaba y por la noche, cuando ella acababa sus trabajos, pues, le preguntaba: "¿Esto qué es?" y tal… Y entonces me decía. Yo aprendí muy rápidamente en los primeros meses de estar allí, por la necesidad; entonces, hablaba muy mal porque el ruso es muy difícil y sobre todo las declinaciones es algo tremendo, ¿no?, y entonces… pero yo lo decía, lo que necesitaba lo decía, ¿verdad?, sin poner los casos debidos ni nada de eso pero me hacía entender, Y al terminar el verano, los niños se distribuyeron en otras escuelas; es decir, se les sacó de esa Escuela Internacional y se los llevaron a otra que se llamaba Pravda cerca de Moscú, y yo me quedé en Moscú, en una casa… Antes se creó, entonces, con niños evacuados de España, que eran la mayoría de Levante, entonces; la primera casa que se creó en Moscú, que estaba patrocinada por el Ministerio de la Guerra y por lo tanto mucho mejor que las que fueron después, pues, era… estaba en un digamos, chalet muy grande, de una buena calle de Moscú y muy bien arreglada, amueblada y ahí fueron los primeros niños evacuados de Levante y allí estuve yo de maestra. Bueno, ellos iban a una escuela, rusa, pero las maestras de… por ejemplo, yo que les daba clase de español, pues en español la daba. Yo tenía clases con rusas también. EA.- ¿Y cómo era la Unión Soviética en aquella época? JA.- Bueno, yo, mi impresión primera fue la del internado aquel, ¿no? y, pues, chocante para mí; todo fue tan nuevo, ¿verdad?, que me chocaba. EA.- ¿Te chocaba molestándote? JA,- No, entonces no, yo todavía tenía ese entusiasmo, ¿no?, Y luego, cuando íbamos a la ciudad -porque esta escuela estaba un poco alejada de la ciudad-, pues era una ciudad muy provinciana, terriblemente provinciana, ¿verdad? Qué si yo, como una provincia, digamos atrasada, de España, ¿verdad? esa impresión, gente muy de pueblo; luego, veíamos entierros y llevaban el féretro descubierto, se veía al muerto, por las calles; todo eso pues nos sorprendía mucho. Y, en la escuela, pues hice amistad con gente de ahí, con una búlgara; era muy buena persona y nos ayudó mucho, porque pues nos veía que estábamos… indefensas no, porque estábamos protegidas por toda la casa, ¿verdad?, pero en el sentido del idioma, sabíamos muy poco, nadie hablaba español más que nosotros; entonces hice bastante amistad con una búlgara muy simpática que estaba allí. Todos los niños que residían ahí en esa escuela, en ese internado, eran hijos de revolucionarios, ¿verdad?, y había, pues de todas partes, desde japoneses, chinos, de Europa, de todos los países de Europa; entonces, el idioma común para todos era el ruso, todos los niños hablaban ruso. Y los niños nuestros, pues, aprendieron, pero poco todavía, porque estaban mucho con nosotros; pero después ya se les mandó a una escuela de niños españoles. Ya habían llegado, al final del verano, ya habían llegado bastantes evacuaciones de niños de España, de los que te digo de la… de la calle de Basé Beosca, que es adonde yo trabajaba; eran de Levante, pero luego había muchos niños asturianos y vascos y entonces los niños éstos que fueron con nosotros los mandaron a una escuela donde fundamentalmente eran asturianos y vascos, cerca de Moscú, y ahí pues también había maestras españolas evacuadas también; pero fundamentalmente era gente rusa. Entonces los niños aprendieron bastante bien ruso; bueno, los más chicos, los más chicos como era mi sobrina, ésos los mandaron a un sitio de los niños pequeños donde había ningún español. Entonces mi sobrina olvidó el español, ¿verdad?, y luego cuando tuvo edad escolar, que la mandaron a distintos sitios cerca de Moscú, pues tuvo que recuperar el español porque se le había olvidado, Pero eso ya fue cuando entró a la escuela, que se entra a los siete años.  

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Guerra civil española
    Historia oral
    Refugiados políticos
    Geográfica
    España
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Madrid, España
    Fecha de creación
    1979
    1981

    Personas
    / Instituciones
    Julia Rodríguez Mata: Entrevistado
    Elena Aub: Entrevistador
    Dolores Pla Brugat: Director de proyecto
    María Esther Jasso: Conservador de obras
    Marcela Cobos: Conservador de obras
    Instituto Nacional de Antropología e Historia: Conservador de obras
    Ministerio de Cultura de España: Conservador de obras

    Tipo de recurso
    Mixed material
    Entrevista

    Descripción física
    Extensión
    152 pp.

    Ubicación
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License


    Identificadores
    MID
    47_20190819-165741:100
    Inventario
    PHO_10-ESP-7

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformatted digital
    Formato del recurso digital
    Mp3/PDF
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra


    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

  • MI MEDIATECA

    Mi Mediateca es un espacio personal para guardar y organizar la información que mas te interesa de la Mediateca.

    Para poder utilizar debes tener una cuenta de usuario e iniciar sesión.




Este objeto es parte de


AVISO LEGAL
La integración, estandarización y revisión de los objetos que contiene este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento. Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia. La información y los archivos puede ser descargados y compartidos sin fines comerciales siempre que se reconozca su autor y no sean alterados.