Solapas principales

Entrevista a Julian Calvo, realizada en su domicilio particular de la ciudad de Madrid, por Concepción Ruiz - Funes

  • Loading JW Player Playlists...

  • Sobre el recurso

    Título(s)
    Título
    Entrevista a Julian Calvo, realizada en su domicilio particular de la ciudad de Madrid, por Concepción Ruiz - Funes
    Proyecto de historia oral. Refugiados españoles en México

    Contenido
    Sus datos biográficos. Su infancia y sus estudios primarios y medios. Sus primeros trabajos: inicia su relación fundamental con Mariano Ruiz-Funes. Sus estudios universitarios. Su inclinación política. La proclamación de la Segunda República. Trabaja en la Universidad de Murcia y colabora con Ruiz-Funes. Es delegado del Frente Popular y de Izquierda Republicana. Se desempeña como técnico administrativo de la diputación local. Durante la Guerra Civil, como funcionario, otorga salvoconductos. Toma parte en los tribunales populares en Murcia. Es testigo de un linchamiento derivado de un juicio y sus resultantes políticas. Pasa, con Mariano Ruiz-Funes, al servicio exterior, a Varsovia y Bruselas. Es comisionado por la República al servicio de justicia militar; entre otros casos, interviene en el juicio a los dirigentes del POUM. Sale de España por Figueras hacia Perpignan. Pasa a Bélgica, donde decide su salida a México. De Liverpool viaja a La Habana, luego a Veracruz y de ahí al Distrito Federal. Permanece un año sin trabajo. Ingresa en el FCE y colabora simultáneamente con Mariano Ruiz-Funes hasta la muerte de éste. El FCE. Los exiliados suicidas. Sus compañeros de trabajo. Su labor intelectual y política en México. Las diferencias entre el SERE y la JARE. Su adaptación a México y luego a Chile, adonde va contratado por la ONU. Sus primeros viajes a España. Su vuelta definitiva a España y su nueva vida cotidiana. Su actividad académica en México. La República Española, España y el exilio. La masonería y sus cargos dentro de ella. Su memoria de México. Su visión de la sociedad mexicana y diferencias con la sociedad chilena. Sus familiares y amigos en España. Compara España, Chile y México. El aporte de los exiliados españoles al desarrollo de México. Su concepto de doble nacionalidad. Su actividad intelectual.

    Fragmento
    CRF.- Perdón. ¿El Fondo de Cultura Económica, entonces, dependía del Colegio de México, eran dos, dos sobre la misma ....? JC.- No, el Colegio de México no se llamaba Colegio de México, se llamaba Casa ... CRF.- Casa de la España. JC.- ... de la España. Casa de España; que lo dirigía Gena... lo fundó Genaro Estrada, quizá con subvenciones de republicanos españoles. CRF.- SÍ. JC.- Algunas contribuciones tuvieron. Y después, cuando murió Genaro Estrada, fue [interferencia], que era, para mí, es una persona envidiable, inolvidable; ya lo creo que era; yo lo considero tan mexicano y, y tú veías que era mexicano como español, porque era, era un español de cepa, también enamorado de las cosas españolas; y nos entendimos muy bien, muy bien todo. CRF.- ¿Cuál fue tu trabajo en el Colegio de México? JC.- En el Colegio de México, no. CRF.- ¿En la Casa de España? JC.- En la, en la ... en el Fondo de Cultura Económica. CRF.- Ah, entonces no trabajaste en el Colegio de México. JC.- No. Accedí a eso. CRF. - ¿En el año 42, tú entras a trabajar, al Fondo de Cultura? JC. - El 41, creo. CRF. - Ah, perdón, 41. JC.- SÍ, ah, sí entré a trabajar como corrector de pruebas, oficio... CRF. - ¿Quién diri... ? JC.- ... oficio que yo no conocía... CRF.- ¿Quién dirigía el Fondo? JC.- ... pero tuve que aprender. El Fondo lo dirigía Daniel Cosío Villegas. CRF. - Mjh. JC.- Y el subdirector era Javier Márquez. No estaba Joaquín Díez Canedo. No había llegado a México, todavía. CRF.- ¿Quiénes eran tus compañeros de trabajo? JC.- Mis compañeros de trabajo eran [inaudible], los tengo por allí, en, en dibujo que nos hizo Moreno Villa a todos, y que se publicaron en Novedades o en El Nacional; eh, Luis Alaminas, Sindulfo de la fuente. Eh, bueno, después, Alí Chumacera. CRF.- Cuando tú entras a trabajar al Fondo de Cultura, ¿el Fondo se acababa de fundar en esos mo... en ese momento? JC.- No. CRF.- Ya llevaba tiempo. JC.- El Fondo, el Fondo, el Fondo tiene una historia que yo la he contado, la he contado en un catálogo. El catálogo más documentado del Fondo de Cultura lo hicimos entre varios, pero yo tuve alguna participación importante, y ahí consta. El Fondo de Cultura nació como una reacción contra, contra la negativa, la cerrazón de las editoriales españolas, a imprimir libros de economía para México. Eh, Daniel Cosía Villegas, siendo cónsul de México en Lisboa, creo que es, eh -no, no respondo de, de las actitudes ... CRF.- Bueno. JC.- de los detalles, pero la línea general es exacta, eh, hizo las gestiones en España, personalmente, en Madrid, con Espasa Calpe, para iniciar una línea de edición de libros de economía que fueran utilizables como texto en la escuela de economía de México, recién fundada. CRF.- En la Universidad. JC.- Eh, sí. Espasa Calpe, una editorial, eh, comercial, eh, tenía y tiene sus asesores; consultó la cosa, y alguien, eh, se opuso radicalmente, de manera cerril, muy española. No vale la pena averiguar quién es el que se opuso; en general. Entonces, como reacción Cosío, Cosío fundó el Fondo de Cultura. Pero cuando nosotros llegamos a México se publicaban uno o dos libros [ininteligible] cada año, no había para más. La gran visión de Cosío Villegas fue aprovechar la afluencia de españoles a México, españoles, eh, utilizables, y el genio comercial de Cosío Villegas -yo lo entiendo muy bien desde un punto de vista comercial, aunque no lo comparta enteramente-, eh, vincular de alguna manera, la antigua Casa de España o Colegio de México, o Colegio de México, con el Fondo de Cultura Económica, para que, eh tener una mano de obra barata que estaba subvencionada por el Colegio de México. El Colegio de México, entonces, acogió a los profesores españoles, a intelectuales españoles y les daba una subvención que entonces era muy importante; eran seiscientos pesos al mes o algo así, y a cambio de alguna conferencia o de algún trabajo. Pero en realidad, para el que trabajaban era para el Fondo de Cultura Económica, que era el que aprovechaba el rendimiento de esta gente, de esta gente. CRF.- ¿Eh, entonces a ti, a ti quién te pagaba, el Colegio? JC.- A mí me pagaba el Fondo de Cultura Económica. CRF.- El Fondo de Cultura. JC.- Como corrector de, de ... CRF.- Como corrector de pruebas . JC.- ... como corrector de pruebas no tenía sueldo, tenía un jornal de seis pesos diarios, seis pesos de ... por jornada de, eh ... CRF.- De trabajo. JC.- ... de trabajo. Bueno, eso me permitió aprender a corregir pruebas, porque yo no había corregido pruebas jamás en mi vida, incluso, defender mi condición de flamante corrector de pruebas, con energía, frente a viejos correctores de pruebas que se consideraban profesionales y a nosotros nos decían que no éramos profesionales sino que éramos improvisados. Tenían razón, pero nos impusimos así, Sindulfo, eh, Alaminas; allí estaba también Eugenio Imaz, entonces. CRF.- ¿Como corrector, también? JC.- No, ya él, él hacía otro tipo de cosas. Eh, fue entonces, precisamente entonces, cuando el Fondo de Cultura Econ6mica que tenía, que vivía en la avenida Madero, en un despacho pequeño, en uno de estos edificios de pisos, se trasladó a la calle de Pánuco, con El Colegio de México. CRF.- ¿Ah, entonces en la calle de Pánuco estuvieron durante un tiempo, durante un periodo ... JC.- Pánuco sesenta y ... Pánuco 63. CRF.- sesenta y tres? JC.- 63, sí. Estuvieron juntos el Colegio de México y el Fondo de Cultura. CRF.- El Colegio de México y el Fondo de Cultura. JC.- Eh, el Colegio de México tenía una habitación exterior grande, un salón grande que daba a Pánuco, y nosotros nos arreglábamos como podíamos en la, en la dependencia de servicios. En la cocina, en la cocina trabajábamos Imaz y yo, mano a mano. El pobre Imaz, yo lo recuerdo siempre. Imaz pertenece a, a un grupo eminente, respetable de españoles de los que no se ha hablado suficientemente todavía; son los suicidas, los exiliados suicidas, eh, que hay, hay varios casos. Quizás es de mal gusto recordarlos, pero, pero ... CRF.- No, al contrario. JC.- Eugenio Imaz ... CRF.- Es un testimonio abierto. JC.- ... Eugenio Imaz era un profesor de Filosofía, de mucha categoría. Eh, Ramón Iglesia, yo creo que Ramón Iglesia, creo que se suicidó también. Fabián Vidal, un periodista de primera, de primera magnitud en España. Fabián Vidal se tiró por un balcón. En fin, eh ... CRF. - ¿Por qué, por qué...? fíjate que esto interesa mucho porque esto ya es, es historia que nos va a ser difícil rehacer. JC.- No tanto. CRF.- Y que se podrá rehacer gracias a testimonios como este ¿no? Entonces ¿por qué, por qué has mencionado tú esto, que es muy interesante, de exiliados españoles suicidas? JC.- Suicidas por ... CRF.- ¿Por qué; sus condiciones de trabajo; a qué se debió esto? JC.- A veces inadaptación. La inadaptación social, la falta de imbricación social no significa un reproche para el país -ni para el país de origen ni para el país de destino, ni para el país que padece la, la cosa-, eso es una situación personal, una situación personal que está ligada con factores sicológicos y de crisis emocional, en fin, salud ... CRF.- Y por ejemplo, el caso concreto de, de Eugenio Imaz, que, que no cabe duda que, que ha sido un hombre connotado dentro de la, de la historia de la filosofía, esto, ¿en qué condiciones trabajaba él, en el Colegio de México? JC.- Trabajaba bien; no, no estaba mal, mal pagado, él, él no tenía apenas necesidades, le bastaba con las traducciones y los trabajos de oficina y todo eso, le bastaba para sacar adelante a su familia. Hay, hay factores de otro tipo. CRF.- ¿Sí, cuáles? JC.- El, él, él seguramente era un ciclotímico. Eh, tenía periodos de exaltación -el periodo de exaltación se traducía cuando pretendía, pretendía hacer equilibrio por el barandal del patio interior del Fondo de Cultura Económica-, y, y periodos depresivos muy acentuados, a los que no ... para los que no era un remedio muy... un factor neutralizante, eh, su mujer. Se llevaban muy bien, pero era una mujer triste, triste, triste, que más bien lo hundía que, que lo levantaba. Quizá por ... CRF.- ¿Y tú crees que en este, eh, en esto pudo influir de alguna manera -aunque evidentemente debía ser un hombre con problemas de carácter psicológico ... JC.- Sí. CRF.- ...siempre, pero ¿tú crees que en esto influyó, de alguna manera, el exilio? JC.- No, no creo, no creo. CRF.- No. JC.- Es, es una cosa puramente personal. Él estaba, evidentemente, adaptado a, a México, y sus hijos, eh, crecían y se desarrollaban muy bien en México y incluso él hacía algunas excursiones a otros países de América, para dar conferencias y cosas así y ... Yo no creo, yo creo que es una cosa puramente personal, personal. CRF.- Entonces, hablemos ahora de, de algún otro personaje anónimo, refugiado español, dentro del Fondo de Cultura, que colaborara el crecimiento de esta editorial. JC.- Los anónimos, los anónimos éramos, éramos nosotros. CRF.- Por eso ... JC.- Mariano Ruíz-Funes, Mariano Ruíz-Funes, en una ocasión, eh, una de las cosas que hizo más penosamente, por necesidad económica, es escribir un artículo semanal en el diario Novedades. A veces se sacaba de motivos inverosímiles; uno de los artículos que escribió, eh, se llamaba "Los hombres oscuros", y él me dictaba los artículos y yo los escribía a máquina. CRF.- ¿Tú, además de trabajar en el Fondo de Cultura, seguiste colaborando con Mariano Ruiz-Funes? JC.- Claro, siempre. En ese artículo, él lo ilustró sin decirlo, lo ilustró en una conversación conmigo y dice: "Hombres oscuros sois tú, y José Luis Vieitez". José Luis Vieitez, ya sabes quién es; era un hombre muy eficaz políticamente, con un gran sentido político, que fue muy útil para, para la causa política española, pero que siempre se mantuvo bajo la línea de flotación. Yo pretendía ser lo mismo, pero, pero eh ... porque que, eh ... seguramente por incapacidad. Si yo hubiera tenido otras habilidades las habría explotado; no, no puedo presumir de, de nada; mi misión en, en México, era ganarme la vida y ayudarle a Mariano Ruíz-Funes en lo que yo podía, porque Mariano Ruiz-Funes era, literalmente, un padre mío; le conocí cuando ya, cuando había muerto mi padre y fue un padre mío, mientras vivió. CRF.- Eh, estos hombres con los que trabajabas tú en el Fondo de Cultura como ... que mencionaste antes, por ejemplo, Sindulfo de la Fuente, por ejemplo Alaminas ¿realizaban el mismo trabajo que tú? JC. - Eh, sí. CRF.- ¿Y qué, tenían alguna carrera? JC.- Con, con, con ... Alaminas, por ejemplo, era inspector de primera enseñanza, bueno, notable en España, en España, en la República. Eh, los cuerpos de inspectores de primera enseñanza era un cuerpo muy de entendidos, eh, reducido, pero de profesores de mucha categoría. Uno de ellos era Alaminas. CRF.- ¿Que también era corrector de pruebas? JC.- Era corrector de pruebas y, luego, corrector de originales, eh, técnico editorial, todo eso. CRF. - ¿Y don Sindulfo de la Fuente? JC. - Don Sindulfo de la Fuente era, era un escritor él y sólo ha publicado un libro que se sepa, una comedia, que se le publicó allí en el Colegio de México, por todos los amigos; don Alfonso Reyes en primer, en primer término; y él estaba muy feliz con verla... Era, era un hombre de letras, con mucha experiencia, fue un hombre de mucha ... sin hijos, que dejó una biblioteca excelente en España pero se ... ¿sabes dónde está? La dejó escondida en algún sitio de Cataluña, en algún caserío. No se sabe lo que ha sido de ella. Y era muy íntimo amigo de don Manuel Azaña. Incluso le prestó ... le había prestado algunos servicios de confianza a Azaña. CRF.- ¿Y quienes más trabajaban en el Fondo de Cultura? JC.- Alí Chumacera, Antonio Alatorre, un hombre pintoresco que es, que es Juan José Arreola, muy inteligente, con una sensibilidad, eh, a flor de piel. CRF.- Alí Chumacera y Alatorre y Juan José Arreola ¿eran también correctores igual que los otros o ... ? JC.- Todo. Igual que nosotros, igual que nosotros. CRF.- ¿Y cómo era tu relación con estos tres? JC.- Excelente, excelente. Hubo un momento en que Cosía Villegas pretendió algo de Javier Márquez que, decentemente, Javier Márquez no podía hacer. Y es que hiciera labores de espionaje industrial. CRF.- ¿En otras editoriales? JC.- En, en la Gráfica Panamericana. La, la Gráfica Panamericana era una industria pequeña, que se había fundado, anexa a -una imprenta pequeña- anexa al Fondo de Cultura pero que no vivía exclusivamente del Fondo de Cultura, y que era socio de ella Javier Márquez, eh, Vicente Polo, y Cárdenas, Raúl Cárdenas. Entonces, eh, Cosío Villegas en uno de esos raptos eh, que tenía -no, no es cosa de hablar de Cosío-, eh, le ... CRF.- ¿Por qué? JC.- Porque era un hombre difícil, era un hombre difícil; la familia entera Cosío era difícil; a vec... CRF. - ¿Qué le pidió a Javier Márquez? JC.- Que hiciera labor de espionaje en la Gráfica Panamericana de la que él era uno de los propietarios, para ... CRF.- ¿y con qué objeto? JC.- ... para que, para que no, eh, le trabajaran para afuera o para adentro. Eh, alguna cosa así, que Javier Márquez no, no aceptó. Entonces, eh, Daniel Cosío Villegas lo echó a la calle sencillamente, lo echó a la calle ofreciéndole como compensación que se dedicara a vender los libros del Fondo de Cultura a las librerías.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Guerra civil española
    Historia oral
    Refugiados políticos
    Geográfica
    España
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Madrid, España
    Fecha de creación
    1979
    1981

    Personas
    / Instituciones
    Julián Calvo Blanco: Entrevistado
    Concepción Ruiz - Funes: Entrevistador
    Enriqueta Tuñón: Entrevistador
    Dolores Pla Brugat: Director de proyecto
    María Esther Jasso: Conservador de obras
    Marcela Cobos: Conservador de obras
    Instituto Nacional de Antropología e Historia: Conservador de obras
    Ministerio de Cultura de España: Conservador de obras

    Tipo de recurso
    Entrevista

    Descripción física
    Extensión
    210 pp.
    Duración
    3:13:12 hrs.

    Ubicación
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License

    Sobre el registro

    Identificadores
    MID
    47_20190819-165741:60
    Inventario
    PHO 10 37

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Área de procedencia
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra

    Objetos relacionados
  • Imagen mediana (JPG) 5.15 MiB
    Ver

    Descargar
    Imagen miniatura (JPG) 5.15 MiB
    Ver

    Descargar
    AUDIO2 (WAV) 62.48 MiB
    Ver

    Descargar
    PDF (PDF) 4.35 MiB
    Ver

    Descargar
    TIFF (TIF) 660.76 KiB
    Ver

    Descargar
      Dublin Core (DC)
      Metadata Object Description Schema (MODS)
      MAchine-Readable Cataloging (MARC)

    Permisos de uso

    Estas imágenes y archivos se pueden consultar, guardar y distribuir sin fines comerciales, siempre que se especifique que pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México así como los correspondientes derechos de autor y el hipervinculo completo dentro de la Mediateca INAH.

    Para solicitar el uso de fotografías u otros archivos contenidos en este repositorio consulte las instrucciones aqui

  • Vista Impresión



    Título(s)
    Título
    Entrevista a Julian Calvo, realizada en su domicilio particular de la ciudad de Madrid, por Concepción Ruiz - Funes
    Proyecto de historia oral. Refugiados españoles en México

    Contenido
    Sus datos biográficos. Su infancia y sus estudios primarios y medios. Sus primeros trabajos: inicia su relación fundamental con Mariano Ruiz-Funes. Sus estudios universitarios. Su inclinación política. La proclamación de la Segunda República. Trabaja en la Universidad de Murcia y colabora con Ruiz-Funes. Es delegado del Frente Popular y de Izquierda Republicana. Se desempeña como técnico administrativo de la diputación local. Durante la Guerra Civil, como funcionario, otorga salvoconductos. Toma parte en los tribunales populares en Murcia. Es testigo de un linchamiento derivado de un juicio y sus resultantes políticas. Pasa, con Mariano Ruiz-Funes, al servicio exterior, a Varsovia y Bruselas. Es comisionado por la República al servicio de justicia militar; entre otros casos, interviene en el juicio a los dirigentes del POUM. Sale de España por Figueras hacia Perpignan. Pasa a Bélgica, donde decide su salida a México. De Liverpool viaja a La Habana, luego a Veracruz y de ahí al Distrito Federal. Permanece un año sin trabajo. Ingresa en el FCE y colabora simultáneamente con Mariano Ruiz-Funes hasta la muerte de éste. El FCE. Los exiliados suicidas. Sus compañeros de trabajo. Su labor intelectual y política en México. Las diferencias entre el SERE y la JARE. Su adaptación a México y luego a Chile, adonde va contratado por la ONU. Sus primeros viajes a España. Su vuelta definitiva a España y su nueva vida cotidiana. Su actividad académica en México. La República Española, España y el exilio. La masonería y sus cargos dentro de ella. Su memoria de México. Su visión de la sociedad mexicana y diferencias con la sociedad chilena. Sus familiares y amigos en España. Compara España, Chile y México. El aporte de los exiliados españoles al desarrollo de México. Su concepto de doble nacionalidad. Su actividad intelectual.

    Fragmento
    CRF.- Perdón. ¿El Fondo de Cultura Económica, entonces, dependía del Colegio de México, eran dos, dos sobre la misma ....? JC.- No, el Colegio de México no se llamaba Colegio de México, se llamaba Casa ... CRF.- Casa de la España. JC.- ... de la España. Casa de España; que lo dirigía Gena... lo fundó Genaro Estrada, quizá con subvenciones de republicanos españoles. CRF.- SÍ. JC.- Algunas contribuciones tuvieron. Y después, cuando murió Genaro Estrada, fue [interferencia], que era, para mí, es una persona envidiable, inolvidable; ya lo creo que era; yo lo considero tan mexicano y, y tú veías que era mexicano como español, porque era, era un español de cepa, también enamorado de las cosas españolas; y nos entendimos muy bien, muy bien todo. CRF.- ¿Cuál fue tu trabajo en el Colegio de México? JC.- En el Colegio de México, no. CRF.- ¿En la Casa de España? JC.- En la, en la ... en el Fondo de Cultura Económica. CRF.- Ah, entonces no trabajaste en el Colegio de México. JC.- No. Accedí a eso. CRF. - ¿En el año 42, tú entras a trabajar, al Fondo de Cultura? JC. - El 41, creo. CRF. - Ah, perdón, 41. JC.- SÍ, ah, sí entré a trabajar como corrector de pruebas, oficio... CRF. - ¿Quién diri... ? JC.- ... oficio que yo no conocía... CRF.- ¿Quién dirigía el Fondo? JC.- ... pero tuve que aprender. El Fondo lo dirigía Daniel Cosío Villegas. CRF. - Mjh. JC.- Y el subdirector era Javier Márquez. No estaba Joaquín Díez Canedo. No había llegado a México, todavía. CRF.- ¿Quiénes eran tus compañeros de trabajo? JC.- Mis compañeros de trabajo eran [inaudible], los tengo por allí, en, en dibujo que nos hizo Moreno Villa a todos, y que se publicaron en Novedades o en El Nacional; eh, Luis Alaminas, Sindulfo de la fuente. Eh, bueno, después, Alí Chumacera. CRF.- Cuando tú entras a trabajar al Fondo de Cultura, ¿el Fondo se acababa de fundar en esos mo... en ese momento? JC.- No. CRF.- Ya llevaba tiempo. JC.- El Fondo, el Fondo, el Fondo tiene una historia que yo la he contado, la he contado en un catálogo. El catálogo más documentado del Fondo de Cultura lo hicimos entre varios, pero yo tuve alguna participación importante, y ahí consta. El Fondo de Cultura nació como una reacción contra, contra la negativa, la cerrazón de las editoriales españolas, a imprimir libros de economía para México. Eh, Daniel Cosía Villegas, siendo cónsul de México en Lisboa, creo que es, eh -no, no respondo de, de las actitudes ... CRF.- Bueno. JC.- de los detalles, pero la línea general es exacta, eh, hizo las gestiones en España, personalmente, en Madrid, con Espasa Calpe, para iniciar una línea de edición de libros de economía que fueran utilizables como texto en la escuela de economía de México, recién fundada. CRF.- En la Universidad. JC.- Eh, sí. Espasa Calpe, una editorial, eh, comercial, eh, tenía y tiene sus asesores; consultó la cosa, y alguien, eh, se opuso radicalmente, de manera cerril, muy española. No vale la pena averiguar quién es el que se opuso; en general. Entonces, como reacción Cosío, Cosío fundó el Fondo de Cultura. Pero cuando nosotros llegamos a México se publicaban uno o dos libros [ininteligible] cada año, no había para más. La gran visión de Cosío Villegas fue aprovechar la afluencia de españoles a México, españoles, eh, utilizables, y el genio comercial de Cosío Villegas -yo lo entiendo muy bien desde un punto de vista comercial, aunque no lo comparta enteramente-, eh, vincular de alguna manera, la antigua Casa de España o Colegio de México, o Colegio de México, con el Fondo de Cultura Económica, para que, eh tener una mano de obra barata que estaba subvencionada por el Colegio de México. El Colegio de México, entonces, acogió a los profesores españoles, a intelectuales españoles y les daba una subvención que entonces era muy importante; eran seiscientos pesos al mes o algo así, y a cambio de alguna conferencia o de algún trabajo. Pero en realidad, para el que trabajaban era para el Fondo de Cultura Económica, que era el que aprovechaba el rendimiento de esta gente, de esta gente. CRF.- ¿Eh, entonces a ti, a ti quién te pagaba, el Colegio? JC.- A mí me pagaba el Fondo de Cultura Económica. CRF.- El Fondo de Cultura. JC.- Como corrector de, de ... CRF.- Como corrector de pruebas . JC.- ... como corrector de pruebas no tenía sueldo, tenía un jornal de seis pesos diarios, seis pesos de ... por jornada de, eh ... CRF.- De trabajo. JC.- ... de trabajo. Bueno, eso me permitió aprender a corregir pruebas, porque yo no había corregido pruebas jamás en mi vida, incluso, defender mi condición de flamante corrector de pruebas, con energía, frente a viejos correctores de pruebas que se consideraban profesionales y a nosotros nos decían que no éramos profesionales sino que éramos improvisados. Tenían razón, pero nos impusimos así, Sindulfo, eh, Alaminas; allí estaba también Eugenio Imaz, entonces. CRF.- ¿Como corrector, también? JC.- No, ya él, él hacía otro tipo de cosas. Eh, fue entonces, precisamente entonces, cuando el Fondo de Cultura Econ6mica que tenía, que vivía en la avenida Madero, en un despacho pequeño, en uno de estos edificios de pisos, se trasladó a la calle de Pánuco, con El Colegio de México. CRF.- ¿Ah, entonces en la calle de Pánuco estuvieron durante un tiempo, durante un periodo ... JC.- Pánuco sesenta y ... Pánuco 63. CRF.- sesenta y tres? JC.- 63, sí. Estuvieron juntos el Colegio de México y el Fondo de Cultura. CRF.- El Colegio de México y el Fondo de Cultura. JC.- Eh, el Colegio de México tenía una habitación exterior grande, un salón grande que daba a Pánuco, y nosotros nos arreglábamos como podíamos en la, en la dependencia de servicios. En la cocina, en la cocina trabajábamos Imaz y yo, mano a mano. El pobre Imaz, yo lo recuerdo siempre. Imaz pertenece a, a un grupo eminente, respetable de españoles de los que no se ha hablado suficientemente todavía; son los suicidas, los exiliados suicidas, eh, que hay, hay varios casos. Quizás es de mal gusto recordarlos, pero, pero ... CRF.- No, al contrario. JC.- Eugenio Imaz ... CRF.- Es un testimonio abierto. JC.- ... Eugenio Imaz era un profesor de Filosofía, de mucha categoría. Eh, Ramón Iglesia, yo creo que Ramón Iglesia, creo que se suicidó también. Fabián Vidal, un periodista de primera, de primera magnitud en España. Fabián Vidal se tiró por un balcón. En fin, eh ... CRF. - ¿Por qué, por qué...? fíjate que esto interesa mucho porque esto ya es, es historia que nos va a ser difícil rehacer. JC.- No tanto. CRF.- Y que se podrá rehacer gracias a testimonios como este ¿no? Entonces ¿por qué, por qué has mencionado tú esto, que es muy interesante, de exiliados españoles suicidas? JC.- Suicidas por ... CRF.- ¿Por qué; sus condiciones de trabajo; a qué se debió esto? JC.- A veces inadaptación. La inadaptación social, la falta de imbricación social no significa un reproche para el país -ni para el país de origen ni para el país de destino, ni para el país que padece la, la cosa-, eso es una situación personal, una situación personal que está ligada con factores sicológicos y de crisis emocional, en fin, salud ... CRF.- Y por ejemplo, el caso concreto de, de Eugenio Imaz, que, que no cabe duda que, que ha sido un hombre connotado dentro de la, de la historia de la filosofía, esto, ¿en qué condiciones trabajaba él, en el Colegio de México? JC.- Trabajaba bien; no, no estaba mal, mal pagado, él, él no tenía apenas necesidades, le bastaba con las traducciones y los trabajos de oficina y todo eso, le bastaba para sacar adelante a su familia. Hay, hay factores de otro tipo. CRF.- ¿Sí, cuáles? JC.- El, él, él seguramente era un ciclotímico. Eh, tenía periodos de exaltación -el periodo de exaltación se traducía cuando pretendía, pretendía hacer equilibrio por el barandal del patio interior del Fondo de Cultura Económica-, y, y periodos depresivos muy acentuados, a los que no ... para los que no era un remedio muy... un factor neutralizante, eh, su mujer. Se llevaban muy bien, pero era una mujer triste, triste, triste, que más bien lo hundía que, que lo levantaba. Quizá por ... CRF.- ¿Y tú crees que en este, eh, en esto pudo influir de alguna manera -aunque evidentemente debía ser un hombre con problemas de carácter psicológico ... JC.- Sí. CRF.- ...siempre, pero ¿tú crees que en esto influyó, de alguna manera, el exilio? JC.- No, no creo, no creo. CRF.- No. JC.- Es, es una cosa puramente personal. Él estaba, evidentemente, adaptado a, a México, y sus hijos, eh, crecían y se desarrollaban muy bien en México y incluso él hacía algunas excursiones a otros países de América, para dar conferencias y cosas así y ... Yo no creo, yo creo que es una cosa puramente personal, personal. CRF.- Entonces, hablemos ahora de, de algún otro personaje anónimo, refugiado español, dentro del Fondo de Cultura, que colaborara el crecimiento de esta editorial. JC.- Los anónimos, los anónimos éramos, éramos nosotros. CRF.- Por eso ... JC.- Mariano Ruíz-Funes, Mariano Ruíz-Funes, en una ocasión, eh, una de las cosas que hizo más penosamente, por necesidad económica, es escribir un artículo semanal en el diario Novedades. A veces se sacaba de motivos inverosímiles; uno de los artículos que escribió, eh, se llamaba "Los hombres oscuros", y él me dictaba los artículos y yo los escribía a máquina. CRF.- ¿Tú, además de trabajar en el Fondo de Cultura, seguiste colaborando con Mariano Ruiz-Funes? JC.- Claro, siempre. En ese artículo, él lo ilustró sin decirlo, lo ilustró en una conversación conmigo y dice: "Hombres oscuros sois tú, y José Luis Vieitez". José Luis Vieitez, ya sabes quién es; era un hombre muy eficaz políticamente, con un gran sentido político, que fue muy útil para, para la causa política española, pero que siempre se mantuvo bajo la línea de flotación. Yo pretendía ser lo mismo, pero, pero eh ... porque que, eh ... seguramente por incapacidad. Si yo hubiera tenido otras habilidades las habría explotado; no, no puedo presumir de, de nada; mi misión en, en México, era ganarme la vida y ayudarle a Mariano Ruíz-Funes en lo que yo podía, porque Mariano Ruiz-Funes era, literalmente, un padre mío; le conocí cuando ya, cuando había muerto mi padre y fue un padre mío, mientras vivió. CRF.- Eh, estos hombres con los que trabajabas tú en el Fondo de Cultura como ... que mencionaste antes, por ejemplo, Sindulfo de la Fuente, por ejemplo Alaminas ¿realizaban el mismo trabajo que tú? JC. - Eh, sí. CRF.- ¿Y qué, tenían alguna carrera? JC.- Con, con, con ... Alaminas, por ejemplo, era inspector de primera enseñanza, bueno, notable en España, en España, en la República. Eh, los cuerpos de inspectores de primera enseñanza era un cuerpo muy de entendidos, eh, reducido, pero de profesores de mucha categoría. Uno de ellos era Alaminas. CRF.- ¿Que también era corrector de pruebas? JC.- Era corrector de pruebas y, luego, corrector de originales, eh, técnico editorial, todo eso. CRF. - ¿Y don Sindulfo de la Fuente? JC. - Don Sindulfo de la Fuente era, era un escritor él y sólo ha publicado un libro que se sepa, una comedia, que se le publicó allí en el Colegio de México, por todos los amigos; don Alfonso Reyes en primer, en primer término; y él estaba muy feliz con verla... Era, era un hombre de letras, con mucha experiencia, fue un hombre de mucha ... sin hijos, que dejó una biblioteca excelente en España pero se ... ¿sabes dónde está? La dejó escondida en algún sitio de Cataluña, en algún caserío. No se sabe lo que ha sido de ella. Y era muy íntimo amigo de don Manuel Azaña. Incluso le prestó ... le había prestado algunos servicios de confianza a Azaña. CRF.- ¿Y quienes más trabajaban en el Fondo de Cultura? JC.- Alí Chumacera, Antonio Alatorre, un hombre pintoresco que es, que es Juan José Arreola, muy inteligente, con una sensibilidad, eh, a flor de piel. CRF.- Alí Chumacera y Alatorre y Juan José Arreola ¿eran también correctores igual que los otros o ... ? JC.- Todo. Igual que nosotros, igual que nosotros. CRF.- ¿Y cómo era tu relación con estos tres? JC.- Excelente, excelente. Hubo un momento en que Cosía Villegas pretendió algo de Javier Márquez que, decentemente, Javier Márquez no podía hacer. Y es que hiciera labores de espionaje industrial. CRF.- ¿En otras editoriales? JC.- En, en la Gráfica Panamericana. La, la Gráfica Panamericana era una industria pequeña, que se había fundado, anexa a -una imprenta pequeña- anexa al Fondo de Cultura pero que no vivía exclusivamente del Fondo de Cultura, y que era socio de ella Javier Márquez, eh, Vicente Polo, y Cárdenas, Raúl Cárdenas. Entonces, eh, Cosío Villegas en uno de esos raptos eh, que tenía -no, no es cosa de hablar de Cosío-, eh, le ... CRF.- ¿Por qué? JC.- Porque era un hombre difícil, era un hombre difícil; la familia entera Cosío era difícil; a vec... CRF. - ¿Qué le pidió a Javier Márquez? JC.- Que hiciera labor de espionaje en la Gráfica Panamericana de la que él era uno de los propietarios, para ... CRF.- ¿y con qué objeto? JC.- ... para que, para que no, eh, le trabajaran para afuera o para adentro. Eh, alguna cosa así, que Javier Márquez no, no aceptó. Entonces, eh, Daniel Cosío Villegas lo echó a la calle sencillamente, lo echó a la calle ofreciéndole como compensación que se dedicara a vender los libros del Fondo de Cultura a las librerías.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Guerra civil española
    Historia oral
    Refugiados políticos
    Geográfica
    España
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Madrid, España
    Fecha de creación
    1979
    1981

    Personas
    / Instituciones
    Julián Calvo Blanco: Entrevistado
    Concepción Ruiz - Funes: Entrevistador
    Enriqueta Tuñón: Entrevistador
    Dolores Pla Brugat: Director de proyecto
    María Esther Jasso: Conservador de obras
    Marcela Cobos: Conservador de obras
    Instituto Nacional de Antropología e Historia: Conservador de obras
    Ministerio de Cultura de España: Conservador de obras

    Tipo de recurso
    Entrevista

    Descripción física
    Extensión
    210 pp.
    Duración
    3:13:12 hrs.

    Ubicación
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License


    Identificadores
    MID
    47_20190819-165741:60
    Inventario
    PHO 10 37

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Área de procedencia
    Biblioteca Manuel Orozco y Berra


    Biblioteca Manuel Orozco y Berra
    Biblioteca de Antropología e Historia Eusebio Dávalos Hurtado

  • MI MEDIATECA

    Mi Mediateca es un espacio personal para guardar y organizar la información que mas te interesa de la Mediateca.

    Para poder utilizar debes tener una cuenta de usuario e iniciar sesión.




Este objeto es parte de


AVISO LEGAL
La integración, estandarización y revisión de los objetos que contiene este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento. Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia. La información y los archivos puede ser descargados y compartidos sin fines comerciales siempre que se reconozca su autor y no sean alterados.