El relojero suizo Antoine Favre-Salomon es considerado el inventor de las cajas de música, siendo su primer artefacto un reloj de bolsillo (1796) al que se le colocó un sistema musical en su interior.

Esta idea se replicó con rapidez en la construcción de alhajeros, juguetes, cajas de costura y joyas a inicios del siglo XIX. Para entonces, las cajas de música ya contaban con gran popularidad, a tal punto que se habían abierto fábricas en Suiza, Alemania y Francia. Con el paso de los años, los mecanismos de reproducción musical se fueron perfeccionando hasta conseguir incluso el cambio de rodillos y, por ende, el de melodías. También llegó a ser frecuente encontrar cajas que contaban con un sistema en el que los objetos se movían al compás de la música. La caja alhajero del siglo XIX que aquí te mostramos, perteneciente a la colección del Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, es una clara muestra de este tipo de construcciones.

Encuentra este y más objetos de época aquí en la Mediateca INAH.