Muchas fueron las interpretaciones que hicieron lo europeos en el siglo XVII acerca de las costumbres y culturas que regían el Nuevo Mundo.

Numerosos grabados, ilustraciones y escritos, plagados de apreciaciones erróneas, se convirtieron en referencias obligatorias para esa Europa fascinada por la cosmogonía exótica del continente americano. Pero hubo una obra en particular que trascendió entre los lectores de entonces, El mundo nuevo y desconocido (Die Nieuwe en Obekende Weerle), del cartógrafo neerlandés Arnoldus Montanus.  Puesto que este autor nunca llegó a estar en el Nuevo Mundo, su obra estaba marcada por imágenes fantásticas, como las que aparecen en estas reprografías, con mitos, leyendas y una visión estereotipada acerca de esta tierra recién descubierta y los hábitos de los nativos.

Descubre esta y otras interesantes ilustraciones aquí en la Mediateca INAH.