Sala Introductoria de la Zona Arqueológica en Tehuacalco


Sala Introductoria de la Zona Arqueológica en Tehuacalco
Sitio arqueológico

Para entrar al núcleo de este antiquísimo sitio, se cuenta con un espacio de información y explicación que remonta las referencias a quince siglos antes de nuestra era. El agua y el sol definían el comportamiento de los habitantes primigenios, y sus monumentos denotan esa fascinación.


El nombre de Tehuacalco fue otorgado por los grupos nahuas, que llegaron después de la Conquista para suplantar a las etnias locales que estaban en franca extinción. Posee varios significados, como “Lugar de las cajas de piedra”, en alusión a los grandes basamentos piramidales o a los morteros rituales presentes en varios bloques circundantes; “lugar de casas de sacerdotes”, refiriéndose concretamente a la existencia de los templos, y “Lugar del agua sagrada”, lo que se colige de los vestigios arqueológicos, que denotan el sitio como un gran santuario al agua. Es muy abundante ese elemento allí, con su rico y variado ambiente natural.

La sala introductoria y la zona arqueológica de Tehuacalco fueron abiertas al público el 16 de diciembre del 2008. Tehuacalco era conocido por las fuentes históricas como Yopitzingo. La importancia del sitio radica en que fue uno de los pocos señoríos que lograron mantenerse independientes de los tenochcas. La sala y otros dos pequeños edificios administrativos y de servicios tomaron muy en cuenta el estilo de construcción de la comarca: mampostería, corredores porticados, banquetas longitudinales, columnas, techos de teja, marcos de madera. Especial cuidado se tuvo en no trastocar la suave pendiente del terreno ni contrastar la imagen de las estructuras antiguas.

El discurso de la sala se desarrolló para contextualizar la zona arqueológica. Tehuacalco fue un asentamiento prehispánico de 80 hectáreas localizado en la sierra Madre del Sur, en el extremo de un largo corredor que unía el Altiplano Central con la costa del Océano Pacífico. Estaba compuesto por un centro cívico ceremonial dedicado al culto al agua y a los cerros, con una población circundante, además de templos, cuevas y petrograbados en la periferia del núcleo urbano. El montaje describe los espacios sagrados, los grupos prehispánicos que habitaron este lugar, su arquitectura, los petrograbados, la importancia del horizonte y de la observación de los astros.



INFORMACIÓN PRÁCTICA

Entrada libre
Ejido Carrizal de la Vía, cerca de Tierra Colorada, Municipio de Chilpancingo, Guerrero, México.

CONTACTO

centroinahguerrero@prodigy.net.mx


AVISO LEGAL

Mediateca INAH es el repositorio digital de acceso abierto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México a través del cual pone a disposición del público el patrimonio cultural e histórico a su cargo.

Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. La información y los archivos aquí disponibles pueden ser utilizados de manera personal y sin fines de lucro, siempre que no sean alterados, se reconozcan todos los créditos correspondientes y se indique la referencia a este repositorio. Para cualquier otro uso se deben seguir las instrucciones de la sección Preguntas frecuentes .

La integración, estandarización y revisión de los contenidos de este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento.