La natividad, celebrada el día 25 de diciembre, forma parte del tiempo litúrgico de la Navidad y conmemora el nacimiento de Cristo.

Este pasaje bíblico ha sido uno de los más retratados a lo largo de la historia, no sólo porque marca un antes y un después en la historia de la humanidad, sino porque, según el dogma cristiano, Dios mismo descendió y habitó entre los hombres viviendo una vida santa para justificar los pecados del mundo.

Este óleo anónimo del siglo XVIII se conserva en el Museo del Carmen, Cuidad de México, conócelo en la Mediateca INAH.

¡Felices fiestas!